BOLIVIA

La vocería de Mesa será analizada después del fallo marítimo en la CIJ


El canciller anticipa la reestructuración de la estrategia una vez que se conozca la decisión en La Haya. El Gobierno rechaza la injerencia de Chile en temas de la política interna

El exmandatario también anticipó el fin de una etapa cuando se conozca el veredicto I Foto: archivo.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

20/09/2018

La función de vocero de la causa marítima que cumple Carlos Mesa será analizada una vez se conozca el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), según anticipó en esta jornada el canciller, Diego Pary. 

"El primero de octubre es un momento diferente, cuando ya tengamos un fallo, nos tocará reestructurar la estrategia y en eso habrán nuevos equipos, nuevas responsabilidades y ahí se analizará el rol que cada uno deban cumplir y la tarea de cada uno de los actores", dijo el ministro de Relaciones Exteriores consultado sobre la continuidad del expresidente.

La autoridad insistió en que "primero lo que requerimos es escuchar el fallo y después veremos los próximos pasos a dar", a tiempo de anticipar un rol fundamental de los embajadores nacionales en el mundo tras el veredicto del tribunal internacional.

Pary también rechazó la injerencia de algunas autoridades de Chile en temas que se debaten en el país. "Nosotros no aceptamos que se pueda intentar interferir en los asuntos internos de Bolivia. Los temas políticos, el debate interno es de los bolivianos".

Advirtió que "se intenta desviar la atención de la opinión pública, distorsionar el objeto de nuestra demanda. Nosotros seguiremos trabajando en plena confianza en que nuestra demanda es solvente sobre argumentos jurídicos y está por buen camino y confiemos en los resultados que se van a recibir en la lectura del fallo en La Haya".

En días pasados desde la administración de Sebastián Piñera se insiste en que Evo Morales utiliza el tema marítimo como parte de su campaña de repostulación. Consideran que el presidente se ve más como un candidato, aspecto que es rechazado por el Gobierno.



 




En esta nota