POLÍTICA

Opositores presentan demanda en la CIDH contra la repostulación


El máximo órgano de DDHH recibió la demanda contra el presidente por su repostulación para una nueva reelección, pese al resultado del referéndum del 21-F


La comisión oficial del Gobierno boliviano estuvo encabezada por el canciller Diego Pary y por el ministro de Justicia, Héctor Arce
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/12/2018

Una comisión especial de sectores opositores al Gobierno del presidente Evo Morales presentó ayer una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el máximo organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la defensa de los derechos fundamentales, contra el Gobierno del presidente Evo Morales por su intención de repostularse a una nueva reelección pese a los resultados en su contra del referéndum del 21 de febrero de 2016, amparado por la sentencia 84/17 el Tribunal Constitucional de Bolivia.

Durante la audiencia pública, los representantes de la sociedad civil reclamaron un pronunciamiento de la CIDH sobre la repostulación de Morales y que pida al Ejecutivo boliviano un informe exhaustivo sobre los derechos humanos en Bolivia.

Si bien la audiencia fue meramente informativa, la CIDH tiene como mandato fundamental escuchar e investigar las denuncias que se presentan sobre presuntas violaciones a los derechos humanos en la región.

El director del Observatorio de Derechos Humanos de la Fundación Nueva Democracia, Rubén Darío Cuéllar, fue el encargo de la presentación en la sede del organismo en Washington (EEUU) tras puntualizar que el fallo del TCP transgrede la Convención Americana de Derechos Humanos y la propia Constitución de Bolivia.

Los representantes de la sociedad civil remarcaron que las decisiones del Poder Ejecutivo han puesto en cuestión las libertades fundamentales y el derecho al voto que están previstos en la Constitución Política del Estado, y que hoy no son respetados por el fallo del TCP y, ahora, con la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de reconocer el binomio Evo Morales - Álvaro García Linera.

A su turno, el canciller boliviano Diego Pary, representante por el Estado boliviano en la sesión adelantó que la CIDH no emitirá un informe conclusivo sobre la materia y aseguró que el fallo del TCP es inapelable dado que es la máxima instancia de la justicia constitucional del país.

Pary remarcó que la democracia boliviana está plenamente vigente y los derechos humanos de los habitantes del país garantizados.

Según Pary, el resultado del referéndum del 21 de febrero de 2016 fue el resultado de una campaña mediática mentirosa que apuntaba a impedir la repostulación de Morales.

La audiencia de la CIDH se produce pocas horas después de la polémica resolución del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que habilitó la postulación del binomio Evo Morales – Álvaro García Linera, justamente, en base al fallo del TCP, pero sin tener en cuenta la decisión emanada del referéndum constitucional del 21 de febrero de 2016 que rechazó dicha postulación.

Varios carteles contrarios a la repostulación de Morales se desplegaron en medio de la audiencia pública ante la CIDH. La sesión fue interrumpida por opositores que gritaron que “Bolivia dijo No”.