ECONOMÍA

Estatal paga factura a Puerto Arica y no acepta nuevas tarifas vigentes


La ASP-B mantiene su postura de no aceptar los nuevos valores que tendrían en promedio un aumento del 140%. La entidad espera tener un encuentro con sus pares chilenos. El transporte sigue en alerta


En el puerto de Arica la atención para las importaciones nacionales está paralizada
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/09/2019

Según la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B) la factura de la segunda quincena de agosto se pagó a la Empresa Portuaria Arica (EPA), por lo que la supuesta deuda sería resultado del incremento de las tarifas.

David Sánchez, gerente de la ASP-B, explicó que la institución acaba de pagar la segunda quincena de agosto de acuerdo con las tarifas que se habían acordado, a tiempo de remarcar que el 5 de agosto de este año recibieron un nuevo manual de servicios con otras tarifas que no han sido acordadas. En un principio ofrecían un descuento del 31%, pero luego de analizar, Sánchez aseguró que el incremento es del 140%, un porcentaje que perjudica al comercio internacional de Bolivia.

“El Estado boliviano y todos los actores de la cadena logística tenemos que entender que esos incrementos no tienen sentido, se puede hablar de un ajuste tarifario de acuerdo al costo de vida, al incremento de la gasolina, si es que hay un proceso inflacionario o si es que hay algunas tasas portuarias. Eso se puede entender, pero que arbitrariamente te suban el 140% no tiene sentido, por eso debemos trabajar para responder, explicar y acordar cuál sería el tema tarifario”, dijo Sánchez.



La autoridad aseguró que el incremento de la quincena de agosto es de unos $us 200.000 y remarcó que si antes se pagaba $us 150.000 por quincena, hoy día se está queriendo cobrar más de $us 300.000 por esos mismos servicios.

En alerta

Desde la Cámara Boliviana del Transporte Pesado e Internacional subrayaron que aguardan una respuesta de ASP-B que permita descomprimir el problema y de luz verde para el retiro de la mercadería que se encuentra detenida en Puerto Arica por una supuesta deuda de la entidad intermediaria boliviana.

Para la institución urge resolver el tema dado que los choferes que están en Arica deben cumplir con su cronograma de trabajo.



Al respecto, Sánchez reconoció que el problema es complejo y que están buscando una reunión (con EPA) para solucionar el impasse, y posteriormente reunirse con el sector transporte, para informar sobre la situación delicada que se tiene en el puerto de Arica.

En cuanto a una posible reunión, desde EPA informaron que hasta el momento no han recibido ninguna solicitud formal de la institución boliviana para efectuar un encuentro en Arica.

El gerente de la Empresa Portuaria Arica, Rodrigo Pinto, reiteró su total predisposición y la del concesionario para sostener un nuevo encuentro que permita aclarar dudas del tarifario.

Trabajo en equipo

Cabe recordar que la Cámara Nacional de Comercio (CNC) y la Cámara Nacional de Industrias (CNI), propusieron la creación de una alianza público-privada que se dedique a la administración de la carga de Bolivia en el Puerto de Arica.



“Queremos proponer un acuerdo público-privado con el Gobierno para el manejo de la carga en Arica. Creemos que ha llegado el momento de bajar el costo de las tarifas portuarias y beneficiar a la población en sí de Bolivia, eso es lo que estamos planteando”, señaló el presidente de la CNC, Rolando Kempff.

Sobre el tema, Sánchez precisó que lo importante es planificar el trabajo en conjunto y que la demanda de la CNI y de la CNC son ideas que hay que tomar en cuenta, pero que el objetivo es trabajar de forma coordinada y tener un criterio como Estado.



 




En esta nota