PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 07/01/2019


Crónicas de viajes

Viajar por el país es deprimente, comentaba en las pasadas fiestas una amiga que llegó de La Paz a Tarija. “Es que los niños y las mujeres que esperan limosna en la carretera son miles, y en algunos tramos están o arrodillados o llorando, cada 50 metros”.

Mi amiga no había escuchado todavía los triunfalistas informes del vicepresidente sobre el éxito del Gobierno en su guerra contra el hambre, diciendo que ahora ningún niño se va a la cama sin haber comido. (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura –FAO– dice que el hambre afecta al 19 por ciento de los bolivianos y a solo el 3 por ciento de los chilenos).

Un amigo viajó de Santa Cruz a Cochabamba, y viceversa. Su informe fue de asombro. Cuando entras al territorio de Chapare, el control es muy riguroso, casi como el que hay en la frontera de México con Estados Unidos, pero cuando sales de Chapare no hay ningún control, como cuando un mexicano vuelve a su país desde Estados Unidos.

Se supone que el daño que hace al país Chapare está en lo que exporta, y no en lo que importa, en lo que sale y no en lo que entra, pero la Policía parece haber entendido al revés.

El mismo reportero cuenta que quedó asombrado por la desolación que hay en las instalaciones de la empresa EBO Coca (Empresa boliviana de la coca). Está permanentemente cerrada.

Es como si Chapare no produjera coca. Se supone que esa empresa se ocupa de rescatar la hoja que se produce en la zona para comercializarla en todo el país, como se hace con la coca de Yungas.

Lo curioso es que no se ve ninguna carga de coca en Chapare. Ningún camión que la traslade en ninguna dirección. Es, me decía el amigo, como si en Porongo no hubiera achachairú.

Da la impresión de que la coca de Chapare se insumiera en la propia región o fuera consumida por los propios productores: lo cierto es que desaparece. Este dato confirma los informes de la ONU según los cuales el 94% de la coca de Chapare tiene destino desconocido, misterioso.

Quizá tenga razón el presidente Evo Morales cuando dice que en Chapare no se produce coca o que los ‘catos’ son solo para los peones. O que la coca también cambia, como el proceso, y cambia de forma.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Surtidores abstemios
Privilegiados
Amenazas a los bancos
Cómo invadir parques
Bando de Carnaval
El agro como solución
Demasiadas derrotas
Gastos de YPFB
Las bombas de tiempo
Críticas a embajadores
Crónicas de la burbuja
Crónicas de viajes
Año del prefraude
Vivir al fiado
El futuro de YPFB
Espionaje a plena luz
Territorios liberados
Un gobierno para la crisis
Corredores ideológicos
Volver a los puertos chilenos
En Facebook


25/03/2019
El Prosur enterró a Unasur y aísla más a Morales
25/03/2019
Surtidores abstemios
25/03/2019
El concierto del tren
25/03/2019
Para los opinadores en desarrollo de software
24/03/2019
Democracia en peligro
24/03/2019
Corrupción e impunidad, combo maldito


EL DEBER
 
Te puede interesar
El rey Felipe cumple una visita oficial a Argentina junto a su esposa. Foto: AFP
MUNDO

México quiere que rey de España y el papa pidan perdón por "agravios"

Esta jornada sesionó esa instancia de la Cámara Baja I Foto: Diputados.
BOLIVIA

Comisión aprueba ley que reduce el tiempo para preparar comicios

Manifestantes afines a Maduro rechazan la injerencia de EEUU. Foto AFP
MUNDO

Canciller ruso acusa a EEUU de "golpe de Estado" en Venezuela

Diez
Jordi Alba, defensor de la selección española. Foto: Twitter
MALTA

Jordi Alba: "No venir me hizo reflexionar"

El camerunés Samuel Eto
FIFA

Eto'o se entrenó con jóvenes refugiados en Camerún

Cristiano sufrió un pinchazo en el muslo de la pierna derecha. Foto: AFP
PORTUGAL

Cristiano sufre lesión con su selección y preocupa en la Juventus

Sociales
SOCIALES

Anabel Angus invita a la Marcha por la Vida

SOCIALES

Mel B confiesa que tuvo intimidad con otra Spice Girl

Foto: Facebook
SOCIALES

Mariano de la Canal, con nuevos proyectos y nostalgia de Bolivia