PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 25/06/2019


La Ley del Artista y el poder del Estado

Con indignación más que beneplácito, los artistas nacionales recibieron la secuencia del anteproyecto de la Ley del Artista varias veces modificada. No versa sobre el arte, se refiere a los sujetos creadores de arte, los artistas.

La definición de artista denota el carácter restrictivo contrario a cualquier noción moderna. Artista es -según el documento- cualquier persona que, habiendo aprendido o desarrollado habilidades creativas con el fin de plasmarlas en obras capaces de representar las “identidades nacionales” (art. 4 b); el arte, deja de ser una creación universal y el que la ejecuta queda preso en una perspectiva identitaria por fuerza parcial y discriminatoria. Los artistas deben ser en adelante servidores de la ideología oficial al servicio de identidades parciales.

El anteproyecto establece “principios” que rigen el espíritu del proyecto de ley. El primero es su naturaleza “descolonizante” entendida como toda “manifestación liberadora para la transformación de las expresiones artísticas y culturales” con el fin de “desmontar ideologías, normas, preceptos, prácticas o conductas… cimentadas en el racismo, la discriminación y el patriarcado” (Art. 3 inciso a). Sobre esa base, el arte abstracto es cualquier cosa menos arte, en tanto expresa una abstracción más allá de la realidad material, social o cultural de los pueblos, peor aún si aceptamos junto a León Tolstói que el arte es un producto para ser compartido por “todos los hombres”, por fuerza concluimos que la ley se reduce a un concepto provinciano, agazapado en las mentalidades atrapadas en la pequeñez de su entorno o, en el mejor de los casos, válido para una pequeña fracción de las 5.000 culturas vivas en el planeta. Se trata de un “principio” que busca engrillar la universalidad de la creación artística en los entornos de una concepción étnica, parcial y segregante.

Los eventos artísticos son definidos como hechos de naturaleza “comercial”, “comunicacional” o “institucional” para “llamar la atención” de un “público objetivo”. Sugiere que cualquier “evento” que no se encuadre en estos parámetros adolece de carácter artístico. Al tener un carácter “comercial” se supone que queda sujeta a tributos que se han transformado en las formas represivas en el actual Gobierno. Los artistas serán la presa final de artificios sujetos a control estatal. El proyecto de ley es un instrumento pensado en la lógica originaria. Todo está diseñado para coadyuvar los esfuerzos oficiales enmarcados en la etnización del Estado, lo que termina imaginando un artista como un funcionario al servicio de una manera de interpretar el mundo y la sociedad. La necesidad de transformar la imagen del artista (implícita en el anteproyecto) deviene en la expresión más elaborada de la negación ideológica oficial a reconocer la vigencia de la modernidad occidental.

Si bien la historia del arte nos muestra una evolución desde las concepciones subjetivas y la idea de un arte como la expresión general de la experiencia humana hasta el arte comprometido de Picasso, la función creadora, si se la incorpora en el esquema de dominación ideológica, cultural y política que ha desplegado el Gobierno, hará de toda creación artística una mera propaganda. Este es el espíritu del anteproyecto; aniquilar la expresión libre de los artistas y transformarlos en funcionarios al servicio de un Estado racializado encubierto en los conceptos de plurinacionalidad, ancestralidad-originaria y pluriculturalidad entendida como etnocentrismo aimara. Todo indica que quienes redactaron el documento, olvidaron que lo que hoy definimos como “arte” le debe más al concepto de libertad que a cualquier otra cosa producida por el hombre.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Cuando el poder se quema
La nación de todos
Ideología de los números: encuestas y sufragantes
El nuevo parlamento
Maduro, el peor de todos
La Ley del Artista y el poder del Estado
El debate imposible
Un tal Almagro
La guerra sucia
Panorama electoral
La violencia en nuestro medio
Trabajando para el enemigo
Inseguridad y violencia
El ‘mesismo’ de Mesa
Lecciones de una revolución fallida
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio
Los demonios del MAS
“Q’aras contra indios”
El personaje del año
El primer congreso de sociología de Santa Cruz de la Sierra
En Facebook


16/09/2019
Tropezones
16/09/2019
Otros fuegos
16/09/2019
Argentina vs. Bolivia
16/09/2019
La Chiquitania, Chernobil y los fabricantes de la invisibilidad
16/09/2019
Violación de las competencias investigativas de la Policía
15/09/2019
Surge la nueva diplomacia tecnológica


EL DEBER
 
Te puede interesar
Los datos
MUNDO

Una falla expuso los datos privados de casi toda la población de Ecuador en internet

Así quedó el motorizado en el que viajaban los estudiantes
SANTA CRUZ

Estudiantes que viajaban a los 'Pluris' sufren accidente en San Julián

Los trabajos para mitigar el fuego continúan en el lugar. Foto: Gobernación de Santa Cruz
EMERGENCIA

Tarija: Concentran esfuerzos para apagar incendio en Turumayo

Diez
Daniel (centro) será el único representante de la familia Nosiglia en el Dakar 2020. Su padre (dcha.) y su hermano Wálter no correrán el próximo año. Foto. Tomada de la cuenta de Facebook de Nosiglia Navarro
BOLIVIANOS

Dos de los tres Nosiglia se bajan del Dakar 2020

El partido entre dos de los clubes más grades de Europa se jugará en el Parque de los Príncipes, con capacidad para 47.929 espectadores. Foto. Internet
CHAMPIONS

El PSG, sin descanso para recibir al Madrid

De Gea está desde hace ocho años en el United. Foto. AFP
INGLATERRA

David de Gea renueva hasta 2023 con el Manchester United

Sociales
SOCIALES

Mirá el look de la primera dama de México para el Grito de Independencia

SOCIALES

La Chica Badabun puso a prueba la fidelidad de una presentadora de TV cruceña

SOCIALES

'La Chilindrina' está de luto, falleció su esposo Gabriel Fernández