PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 24/01/2019


¿Qué ha dicho, ministra?

No lo podía entender. Quedé de piedra. Me topé en EL DEBER con una tempestad de insultos cáusticos de la ministra de Comunicación. No podía imaginarla en ese trance ni concebía la catástrofe que pudiera haber provocado tanta ira. Fue peor el estupor cuando llegué al final y descubrí el origen de la explosión.

La ministra no era ministra de guerra contra la oposición. No era vocera del Gobierno, por mucho que se lo encomendaran. Por encima de todo era ministra de Comunicación. Era la encargada del acceso de toda la sociedad a una comunicación de la mejor calidad técnica y humana. Por dignidad, por educación, por respeto, por inteligencia, nadie puede perder de esa manera los estribos, pero especialmente ella, la encargada de que nadie caiga públicamente en esa bajeza. En este campo, más que por decretos, se logra el avance con el ejemplo y la motivación. Ella descubrió otra vía: la vergüenza ajena. Quizás el revulsivo nos haga huir de la comunicación que denigra y que no construye.

No soy vocero de Carlos Hugo Molina ni Carlos Hugo necesita que lo defiendan. El encargo que siento es de la corrección y de la verdad. Aunque la ministra no lo acepte, todo lo que hace su Gobierno puede ser debatido y criticado. Como puede serlo lo que piense cualquier ciudadano o cualquier opositor. Opinar es derecho sagrado de absolutamente toda la humanidad. En eso debiera basarse su ministerio. La ministra debiera dar su vida por ese principio, en lugar de denigrar y disparar a matar a los que están en desacuerdo con su amo.

La ministra no puede, no debe, acusar de esa manera ni al mismísimo señor Bolsonaro, si fuera su opositor. Tiene que aprender a discutir ideas y no destrozar personas. Carlos Mesa pudiera ser bipolar o diabético, pero no por eso está equivocado su juicio sobre el manejo oficial del referendo del 21 de febrero de 2016. Sus críticas siguen en pie por mucho que la ministra mate al que las exprese. Con la reacción ministerial la única verdad nueva que aparece con claridad es que la ministra no tiene dominio de la situación, que le falta el control de sus instintos, que no tiene respuestas al cuestionamiento, que sigue válido sobre la mesa. Los insultos dejan al desnudo la falta de razones y de respuestas, no las suplen.

Le guste a la ministra o no, Carlos Hugo es un personaje de una excepcional calidad humana y moral, de alta capacidad intelectual y de envidiable sensibilidad social. Nunca sería cómplice de Chaparina ni de la masacre de personas con discapacidad. De prefecto y de ministro fue intachable en corrección, en eficiencia y en capacidad extraordinaria para generar respuestas nuevas a los problemas que planteaban el departamento y el país. Pueden estar en desacuerdo con sus planteamientos, pero una buena parte del Movimiento Al Socialismo vive de las ideas y logros de la política de Participación Popular que él diseñó y puso en marcha. Si para su amplio trabajo social recibe apoyo de otros países es porque es creíble, porque aporta, porque produce, porque su labor es rentable para la transformación de la sociedad. Pero, más allá de capacidades y logros, Carlos Hugo, como cada boliviano, es una persona con derecho absoluto al disenso, que merece respeto y merece respuestas inteligentes.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Alguien descuajeringó la economía
Demócrata en España, golpista en Bolivia
¡Qué bueno es el excelentísimo presidente!
La senadora que no aguanta la crítica
Carta a la que debiera ser gerente del Hospital de Niños
Otro ministro que los delata
El ministro pregunta si aceptaremos los resultados electorales
Los miedos del ministro
¿Por qué odian la verdad?
¿Por qué callan?
Justicia maldita
Carta de un vocal electoral a papá Noel
Para medir la calidad de un Gobierno
Callo en la conciencia y en la rebeldía
Decencia electoral versus asalto electoral
Cartas para que nada cambie
Preparan su segundo golpe de Estado
¿Qué pasará el 23 de marzo?
¡Dale con el Día de la Mujer!
Un disfraz carnavalero
En Facebook


23/09/2019
Reimaginemos la educación universitaria
23/09/2019
Bomberos españoles
23/09/2019
Verdades que se revelan y el impulso de renacer
23/09/2019
Estados Unidos convoca al TIAR
23/09/2019
Lava Jato, la OAS salpica al MAS
22/09/2019
El encanto de la deuda externa y los elefantes blancos


EL DEBER
 
Te puede interesar
Aunque de lejos parecía un tipo rudo, Billy fue un hombre amable y atento, que trataba con respeto a propios y extraños (Foto: Lucho Domínguez)
HOMENAJE

Billy Bilbao, el hombre grande del rock boliviano

Dicen que la práctica hace al maestro. En el caso de Tool, la palabra precisa sería disciplina
ROCK

Vuelve Tool. El arte de la disciplina

Aunque de lejos parecía un tipo rudo, Billy fue un hombre amable y atento, que trataba con respeto a propios y extraños. Fotos: Lucho Domínguez y archivo
ADIÓS A UN GLADIADOR

Billy Bilbao, el hombre grande del rock boliviano

Diez
THE BEST

Daniel Szori gana el premio Puskas al mejor gol del año

Ronaldo, ausente del premio de la FIFA. Foto: Archivo
ITALIA

Cristiano Ronaldo no acudió al FIFA The Best

Pogba toma sus recaudos para evitar agresiones de la hinchada. Foto: Archivo
FUERA DE JUEGO

Pogba adquiere un perro guardián para alejar a hinchas violentos del United

Sociales
SOCIALES

Maribel Guardia celebra 4 millones de seguidores con una foto en biquini

Las 10 mejor vestidas de los Emmy 2019

SOCIALES

Pamela Justiniano llegará al altar